10 Cosas que deberías saber sobre las Ballenas Jorobadas

En este momento nos encontramos en plena Temporada de Ballenas Jorobadas en Golfito, estos magníficos cetáceos visitan el Golfo Dulce todos los años.

Desde Julio ya se pueden reportar los primeros avistamientos y hasta finales de Octubre en Golfito Monkey Tours aún ofrecemos este Tour en Golfito, aunque el año pasado (2016) aún vimos algunas ballenas durante las 2 primeras semanas de Noviembre.

Ahora como lo dice el título les traemos 10 cosas que deberíamos saber sobre las Ballenas Jorobadas que visitan Golfito!

  1. Las Ballenas Jorobadas visitan el Golfo Dulce para parir a sus crías

Las calidas aguas del Golfo Dulce son propicias para que las Ballenas Jorobadas tengan a sus ballenatos, además la seguridad que da el Golfo Dulce las resguarda de depredadores que podrían encontrarse en aguas abiertas, es por eso que permanecen dentro del Golfo hasta que su cría tiene el tamaño y fuerzas suficientes para continuar la migración.

  1. El embarazo de la Ballena Jorobada dura aproximadamente 11 meses

Después de la concepción puede tardar entre 9 y 11 meses antes de que nazca la cría, cuando el ballenato nace, este intenta subir a la superficie para tomar aire, el ballenato consume hasta 100 litros de leche todos los días, y su madre lo amamantará aproximadamente por un año.

La madre lo ayuda en su primera tarea en el mundo marítimo. Lo empuja hacia arriba con la cabeza, se sumerge a veces y vuelve a salir con su hijo sobre el lomo, así el recién nacido respira.

Cuando la mamá ballena gris lo alimenta, el ballenato no tiene necesidad de pegarse ni de absorber del pezón materno, sino que la madre, realizando una contracción muscular, le lanza a la boca un chorro de leche de unos cuatro litros. Y así lo hará hasta que su hijo cumpla seis meses.

Las ballenas macho maduran sexualmente entre los 7 y 10 años de edad, para las hembras la madurez se produce alrededor de los 5 a 7 años de edad.

Una ballena hembra madura, por lo general, tiene una nueva cría cada 2 o 3 años.

Las hembras suelen tener varias parejas durante la época de celo o reproducción, aumentando así las probabilidades de concebir

  1. Solo tienen un depredador natural conocido

Los únicos depredadores naturales de las ballenas jorobadas son las orcas que persiguen y atacan durante horas a estas ballenas para alimentarse de las crías o de ejemplares débiles.

  1. Los patrones en la cola de las Ballenas Jorobadas son únicos

Los patrones en las colas de las ballenas jorobadas son únicos e irrepetibles, se podría decir que son como las huellas dactilares en los seres humanos. Por medio de la fotoidentificación los científicos han logrado crear una base de datos para recoger diferentes datos importantes respecto a las ballenas jorobadas tales como sus patrones de migración, crecimiento, comportamiento, etc.

  1. Tienen las aletas pectorales más largas que cualquier otra ballena

De hecho, esas aletas son los brazos más largos en el mundo animal. Ellas le dan a las Jorobadas su nombre científico: Megaptera Novaengliae, o “Alas largas de Nueva Inglesa” (por la primera población descubierta en Nueva Inglaterra). Son blancas por dentro con un borde festoneado irregular.

La mayoría de las ballenas tienen aletas pectorales cortas para tener una forma de cuerpo más aerodinámica. Así que, ¿por qué estos largos apéndices?

Esos bultos, o tubérculos, en el borde de los pectorales de la Jorobada incrementan la eficiencia con la que el agua pasa sobre ella. Cuando esto fue descubierto, fabricantes de ventiladores para aerogeneradores comenzaron a diseñar modelos con “tecnología de tubérculos.”

  1. Las Ballenas Jorobadas tienen pelo!

Cada bulto tuberculoso en la cabeza de la ballena Jorobada oculta un folículo de pelo. Resulta que contienen cabello, cerdas sensibles, como los bigotes de un gato, que tal vez sientan las vibraciones de otros animales. Estos cabellos son restantes del pasado terrestre de las ballenas: un mamífero es por definición un animal de sangre cálida con cabello; y las glándulas mamarias y pulmones.

  1. No pueden respirar bajo el agua

Los peces tienen branquias para absorber el oxigeno del agua, pero las ballenas, como nosotros, necesitan regresar a la superficie continuamente para respirar aire. Los pulmones de las ballenas y su sangre tienen adaptaciones para tomar el oxigeno y pasarlo por todo el cuerpo animal.

Así la ballena no se convierte un globo lleno de aire; eso le evitaría hundirse en el mar. Las ballenas pueden usar hasta el 90% del oxigeno del aire que respiran, comparado con un 15% que abstraen los humanos.

Las ballenas son “respiradores conscientes”. Incluso cuando están descansando, están prestando atención a su respiración y sus alrededores. Nunca están en sueño profundo y deben salir constantemente a respirar a la superficie. La mitad de su cerebro descansa, mientras la otra mitad se mantiene alerta.

Al menos un sumergimiento de la ballena Jorobada llega a los 240 metros de profundidad. Pero las jorobadas se alimentan de plancton y pequeños peces que dependen de las superficies iluminadas por el sol, así que las Jorobadas no son buceadoras tan profundas como los cachalotes, que van a la profundidad a cazar calamares gigantes.

  1. Los machos de las ballenas Jorobadas cantan largas canciones

Solo los machos cantan estas bellas canciones, cada frase dura de 14 a 20 minutos. Se suspenden a sí mismas varios metros bajo la superficie, boca abajo, y de alguna manera –nadie sabe cómo, porque no usan su respiración- crean canciones.

Estudios recientes revelan que cantan solo entre machos, no a las hembras, como se había supuesto. Las canciones han evolucionado con el tiempo y cada ballena le añade una variación, que es pasada después a través de un proceso cultural de aprendizaje a otras poblaciones y generaciones.

El eco de las canciones recorre vastas distancias bajo el agua, porque usan bajas frecuencias que viajan lejos. En contraste con los clics de alta frecuencia y chillidos que las ballenas odontocetas, como las orcas y delfines, usan para eco localizar a sus presas.

Las jorobadas no usan la eco localización. Como todas las ballenas barbadas, las jorobadas no cazan ni persiguen a una presa singular, solo las ballenas odontocetas lo hacen. Encuentran floraciones de plancton o escuelas de arenques y abren sus enormes bocas, para absorber en masa la proteína viva.

  1. Las ballenas Jorobadas son grandes

Las jorobadas son grandes. Los adultos pueden alcanzar hasta los dieciocho metros, las hembras son mas grandes que los machos. Los adultos pueden pesar de veinticinco a cuarenta toneladas, el tamaño y el peso de un camión de bomberos. Las jorobadas recién nacidas miden cuatro metros y medio y pesan una tonelada.

Su gran tamaño y peso las protege de los predadores y puede desalentar a los pocos que osan cazarlas –tiburones y orcas. Su tamaño, así como su grasa aislada, las protege del frio en el Ártico, su terreno de alimentación. A medida que aumenta el tamaño de un animal, tiene menos superficie relativa respecto al volumen. Pierde menos calor, es un truco matemático confuso que significa que los osos polares y las ballenas la hacen mejor en el clima congelante del Ártico que los ratones y los insectos.

Las jorobadas no son los más grandes cetáceos –la ballena Azúl es la más grande con treinta metros de longitud. Cachalotes, Rorcuales comunes, Grises y Sei pueden ser más grandes que las Jorobadas. Pero las Jorobadas pueden ser más grandes que las Minke, la Rorcual Tropical, belugas, orcas y delfines.

  1. Las ballenas Jorobadas son acrobatas

Las jorobas son divertidas de observar. Realizan saltos espectaculares, cuando salen por arriba del agua, a veces con todo su cuerpo, por ninguna razón especifica aparente. Algunos dicen que lo hacen solo por deshacerse de parásitos. Pero no puedes más que sentir que lo hacen por las ovaciones de los clientes durante el tour.

Los saltos no son el único comportamiento de las Ballenas Jorobadas que puedes ver. El salto espía (spyhopping en inglés) es cuando la ballena saca parte de su cuerpo del agua hasta el ojo, solo para verte. Herman Melville, autor de Moby Dick, señala que los ojos de las ballenas están situados a los lados de su cabeza, a la altura de donde están nuestras orejas. Así que cada ojo tiene un paisaje completamente diferente.

Las jorobadas pueden nadar de espaldas con sus dos aletas en el aire. También se dedican al lanzamiento de cola (levantando sus enormes colas fuera del agua y azotándolas en la superficie) y “azoto de aleta” (usando sus aletas para golpear el agua). Cuando se sumergen doblan su espalda, por eso el nombre de Jorobadas.

Tour de Ballenas en Golfito